Oración a San Judas Tadeo por todos los que viven en soledad


En la actualidad es común observar a personas que viven totalmente solas, que no cuentan con sus familiares y que deben resolver todas sus situaciones ellos mismos, en su mayoría son personas adultas o ancianos las que se encuentran en estas condiciones.

Pedir por ellos y hacer la Oración a San Judas Tadeo es algo de lo que podemos hacer, no debemos ser indiferentes ante tantas necesidades y carencias que observamos. Miremos a nuestros hermanos con compasión y sin reproche extendamos nuestra mano amiga, es mucho lo que podemos hacer.

A continuación la Oración a San Judas Tadeo por los que viven en Soledad

Oh querido San Judas Tadeo,

Apóstol y servidor entrañable de nuestro Señor,

Quien ha sufrido por llevar el nombre de aquel que traicionó a nuestro Salvador,

Y que aun así, ha sido constante en su peregrinar,

Quien fervoroso nos enseña que a Dios no se le debe faltar,

Quien con fidelidad supo ganarse un merecido lugar,

Y con dignidad lleva su santidad,

Siendo un gran ejemplo para quienes queremos seguir su camino,

Para todas las personas que nos encontramos atravesando dificultades,

Y para aquellos que han sido abandonados y hoy están totalmente solos.

 

Por ellos hoy te pedimos San Judas Tadeo,

Por los niños, jóvenes, adultos y ancianos que viven en soledad,

Pero qué sabemos tu no los has abandonado,

Sabemos que cuentan contigo,

Que Nuestro Padre es también su más grata compañía,

Te rogamos que les concedas la paz y la tranquilidad que ellos necesitan,

Que tengan fe en Dios,

Que no se dejen abatir por la soledad,

Y que sientan gozo en tu presencia santa.

 

Bendícenos y cúbrenos con tu gran poder de santidad,

Aparta las dificultades, enfermedades y peligros de su entorno,

Que a partir de hoy se sientan fortalecidos,

Y puedan proclamarte y servirte,

Porque tú eres bueno y confiamos en ti,

Te lo pedimos en el nombre de Jesús,

Amén.

 

Colocamos en las manos de Dios a todas las personas que se encuentran solos y rezamos un Credo confiando en la misericordia de nuestro Salvador.